Décimo puesto del ranking mundial en parque de robots industriales.

OCTUBRE

Según el reciente informe “World Robotics 2020 Industrial Robots”, elaborado por la Federación Internacional de Robótica (IFR), nuestro país se mantiene en el décimo puesto del ranking mundial en parques de robots industriales.

El informe revela que, tras varios de crecimiento, 2019 evidenció una caída en las instalaciones de robots, con más de 373.000 unidades vendidas, lo cual supuso una disminución del 12% respecto al año anterior. Mientras en Europa la caída fue del 5%, el mercado asiático y americano fueron los grandes perjudicados con una caída del 13%. El sector de la electricidad y electrónica tuvo una caída del 17%, y el sector de la automoción un 16%.

El mayor mercado mundial en la fabricación de robots sigue siendo China, con un 38% de unidades vendidas respecto al total, seguida muy de cerca por Japón con un 13% y Estados Unidos con un 9%. A pesar del creciente auge de la automatización industrial que hay en el sector, la tensión que existe en el comercio internacional y el enfriamiento de la economía mundial han sido los factores decisivos de esta caída.

Según el informe, España desciende un puesto en el ranking mundial y mantiene su cuarto puesto en el mercado europeo de instalaciones robóticas. Nuestro país sufrió una caída del 28% en las instalaciones de robots en 2019. 

Respecto a la densidad de robots, en el sector de la automoción, sufrió un incremento de 1.165 robots / 10.000 empleados en 2019 frente a los 1.110 robots que había en 2018, manteniéndonos así en la novena posición del ranking mundial.

Por otra parte, España está en el décimo puesto del ranking global en stock de robots, por detrás de China, Japón, Corea del Sur, E.E.U.U, Alemania, Italia, Cina Taipéi, Francia y México.

Miradas puestas en el futuro.

Ante la crisis económica mundial provocada con la aparición en escena del COVID-19 repercutirá de forma negativa en la venta de robots industriales en 2020. A en un período a corto plazo el mercado sufrirá una fuerte contracción, pero a medio largo plazo, la crisis supondrá un impulso a la digitalización creándose nuevas oportunidades de crecimiento para la industria robótica en todo el mundo