Revisión de las Normas ISO 9001, 14001 y 45001

05/07/2024

Desde la adopción de la estructura de alto nivel de las normas ISO en 2015, el conocimiento sobre el cambio climático ha crecido considerablemente. Los estudios y conferencias culminaron con la aprobación de la ‘Declaración de Londres’ en 2021, un compromiso global de ISO para enfrentar el cambio climático mediante sus normas. Esta declaración, respaldada por todos los Organismos Miembros, tiene como objetivo cumplir con la agenda climática global para 2050 y aumentar la conciencia sobre el papel crucial de las normas en esta lucha.

Nuevos requisitos para las normas

El 22 de febrero de 2024, IAF e ISO publicaron un comunicado anunciando la incorporación de consideraciones sobre el cambio climático a las Normas de Sistemas de Gestión. Estos cambios, vigentes desde el 23 de febrero de 2024, introducen nuevas directrices en las normas ISO 9001, 14001 y 45001, afectando especialmente los siguientes puntos:

4.1 Comprender la organización y su contexto

Además de identificar cuestiones externas e internas relevantes, las organizaciones ahora deben evaluar si el cambio climático afecta su capacidad para lograr los resultados previstos de su sistema de gestión.

4.2 Comprender las necesidades y expectativas de las partes interesadas

Se ha añadido una nota que resalta que las partes interesadas pertinentes pueden tener requisitos específicos relacionados con el cambio climático.

Estos cambios se han integrado en la ‘Estructura Armonizada’ de las normas, detallada en el Apéndice 2 del Anexo SL, y ya se están revisando en las auditorías de los sistemas de gestión desde el 23 de febrero de 2024.

Recomendaciones para las empresas

Las empresas deben revisar y actualizar sus sistemas de gestión para garantizar el cumplimiento de los nuevos requisitos. La inclusión de aspectos relacionados con el cambio climático y la sostenibilidad implica que las organizaciones deben considerar cómo sus operaciones impactan el medio ambiente y tomar medidas para reducir su huella ecológica.

Gestión de la calidad (ISO 9001)

Las empresas deben tener en cuenta los efectos del cambio climático para cumplir con la satisfacción de sus clientes y los requisitos de calidad de sus productos o servicios.

Gestión de la seguridad y salud en el trabajo (ISO 45001)

El cambio climático puede introducir nuevos riesgos laborales, como cambios en la gestión del estrés térmico, radiación solar, contaminación atmosférica, accidentes industriales graves, fenómenos meteorológicos extremos, aumento de enfermedades transmitidas por vectores y mayor exposición a productos agroquímicos.

Gestión Ambiental (ISO 14001)

Esta enmienda amplía el enfoque tradicional de la gestión ambiental para incluir consideraciones sobre el cambio climático. Por ejemplo:

•Cálculo y gestión de la Huella de Carbono: Las empresas deben fomentar el cálculo y la gestión de su huella de carbono.

•Declaraciones sobre créditos de carbono: Las empresas pueden emitir declaraciones sobre sus créditos de carbono.

•Uso de agua y energía renovable: Fomentar el uso de agua para riego y energía proveniente de fuentes renovables.

•Sustitución de materias primas: Considerar el diseño ecológico de productos para reducir el impacto ambiental.

Impacto y beneficios

Estos cambios en las normas ISO representan un paso significativo para las empresas y el planeta. Al integrar la gestión del cambio climático en sus operaciones, las empresas no solo cumplen con las normativas internacionales, sino que también se posicionan como líderes en sostenibilidad.

Para el planeta, estos cambios significan una reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero, una mejor gestión de los recursos naturales y un avance hacia la sostenibilidad global. Las empresas que adopten estas prácticas estarán mejor preparadas para enfrentar los desafíos del cambio climático, mitigar sus impactos y contribuir a un futuro más sostenible.


Fuente: interempresas